BrokerLos fondos de inversión son la alternativa para muchos que tenían sus ahorros en depósitos a plazo fijo y quieran obtener mayor rentabilidad, ahora que los depósitos dan tan bajas rentabilidades. Por eso, también son muchas las entidades financieras que ofrecen estos productos de inversión colectiva a sus clientes/ahorradores. Pero un cliente que siempre ha invertido su dinero en depósitos, es muy probable que no sepa el funcionamiento, las garantías y los pormenores de los fondos de inversión. Éste artículo (y otros más que le seguirán en un futuro) pretende aclarar algunas de las dudas que puedan tener los ahorradores que quieran adquirir participaciones de algún fondo de inversión.

Pues vamos al grano. Un fondo de inversión es un producto financiero con un patrimonio formado por la suma de todas las aportaciones de aquellas personas que han querido invertir en dicho fondo de inversión. El fondo de inversión está dividido por participaciones y cada participación tiene un valor. Según la inversión que haga cada partícipe, recibirá un número concreto de participaciones. El fondo de inversión depende de una entidad gestora, que es la que administra el patrimonio del fondo decidiendo donde invertir siguiendo la estrategia de inversión mencionada en el folleto del fondo. También depende de una entidad depositaria que es la que  custodia el patrimonio del fondo. Al mismo tiempo, ambas entidades tienen la tarea de controlar una a la otra.

Hay fondos que tienen “compartimentos” de participaciones. La diferencia entre un compartimento y otro son las comisiones cobradas.

Como he comentado, los fondos siguen una estrategia de inversión y según la nomenclatura del propio fondo, podrá invertir en distintos productos financieros. Por ejemplo, los fondos de inversión de Renta Fija invierten la mayor parte del patrimonio en activos de renta fija (obligaciones y bonos, letras, pagarés, etc.). Hay gran variedad de tipos de fondos y estrategias, por lo tanto, cada inversor puede encontrar aquel fondo que mejor se adapte a su perfil de riesgo y a sus necesidades a la hora de invertir:

– Fondos de Renta Fija.

– Fondos de Renta Variable.

– Fondos Mixtos.

– Fondos Garantizados.

– Fondos Globales.

– Fondos Hedge Fund.

– Fondos de rentabilidad objetivo.

– Fondos de Fondos.

– Fondos de Inversión Inmobiliaria.

– Sociedades de inversión mobiliaria (SICAV).

– Fondos cotizados (ETF).

Una de las mayores ventajas que tienen los fondos de inversión es que permiten posponer en el tiempo la cotización de los beneficios. Esto significa que mientras no demos la orden de vender nuestras participaciones y se ingrese el dinero en nuestra cuenta, las plusvalías obtenidas durante el tiempo en dicho fondo, no tributarán en el IRPF, solamente lo harán cuando demos la orden de reembolso de las participaciones. Además, si traspasamos parte de nuestros ahorros del fondo A al fondo B, tampoco se tributan los beneficios obtenidos, únicamente tributan cuando se nos ingrese en nuestra cuenta el dinero obtenido de la venta de las participaciones, lo que se conoce como reembolso total.

Otra de las características de los fondos es que su patrimonio está diversificado, permitiendo una reducción del riesgo de la inversión.  También se supone que al participar en un fondo, estamos delegando la gestión del mismo y, por tanto, de nuestro dinero a un profesional con conocimientos financieros y de los mercados, dando la sensación de poder obtener mejor rendimiento de nuestros ahorros con menor riesgo. No siempre es así, pero sí que es más recomendable para aquellas personas que nunca han invertido en los mercados, hacerlo en un fondo de inversión que invertir directamente en activos, ya sean de renta fija o variable.

Los fondos de inversiones son una buena forma de empezar a invertir en los mercados financieros

El problema de los fondos para un ahorrador que siempre ha invertido en depósitos a plazo fijo, es que los fondos no garantizan la rentabilidad ni el capital. Sólo los fondos garantizados pueden garantizar la totalidad o gran parte del capital invertido en ellos. Aunque algunas entidades financieras vendan los fondos de rentabilidad objetivo como garantizados, (a veces lo hacen pasar como algo muy parecido a un depósito, al igual que hicieron con las preferentes) esos fondos no garantizan ni el capital, ni la rentabilidad. Por lo tanto, cabe decir que en todos los fondos, el cliente/inversor asume más riesgo que en un depósito a plazo fijo, pero también es cierto que la rentabilidad que puede obtener es mayor en un fondo de inversión.

Pero comprar participaciones de un fondo de inversión supone también hacer frente a diferentes comisiones y éstas provocan que la rentabilidad real obtenida de la inversión disminuya, por lo que tendrán que tenerse muy en cuenta antes de invertir en un fondo. También hay que tener en cuenta que la inversión en fondos de inversión suelen tener un horizonte de 3 a 5 años, excepto algunos tipos de fondos como son los fondos de renta fija monetarios, que suelen tener un horizonte inferior a los 2 años. Otro punto a tener en cuenta es que no todos los fondos permiten el reembolso de las participaciones en cualquier momento. La mayoría sí que lo permiten, pero hay otros que sólo se puede rescatar la inversión en lo que se llama “ventanas de liquidez”. Si se hace fuera de ese periodo de tiempo, supone tener que pagar otra comisión más, que puede llegar a ser del 5% del importe reembolsado.

Las comisiones suponen una menor rentabilidad de la inversión.

Cada tipo de fondo tiene sus peculiaridades, incluso cada fondo de forma individual tiene sus características, por eso hay que leer bien las condiciones del fondo que se pretende contratar. Esa información debe ser facilitada obligatoriamente al cliente antes de suscribir las participaciones del fondo. También se puede encontrar en las páginas webs de las entidades gestoras o comercializadoras (por ejemplo, en las webs de los bancos) y en la CNMV.

Estos son algunos de los conceptos básicos de los fondos de inversión. Recomiendo a aquellos que quieran saber más de los fondos de inversión, que estén atentos a la publicación de próximos artículos y que visiten la siguiente guía informativa elaborada por la CNMV , de gran utilidad.

También os recuerdo que podéis dejar vuestras dudas sobre fondos u otros productos financieros en los comentarios o mandar un email a hablemos@tepfinanzas.com

Saludos

Jaume Albors Giménez.

Asesor financiero freelance.

Fuente: CNMV

-