DEU Finanzmaerkte Zentralbanken Zinsen

El pasado domingo día 15 pudimos ver un programa de Salvados en el que se trataba el tema de las preferentes, a raíz de las últimas noticias referentes a los correos del ex-presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, en los que se sorprendía por la rapidez con la que  “encasquetaban” las preferentes a los ahorradores minoristas.

Tal y como se comenta en el programa anteriormente nombrado, el nombre que se le dio a estos productos producía confusión entre los adquirientes del mismo, ya que al no tener conocimientos financieros suficientes, entendían que lo de preferente estaba referido al hecho de que eran clientes preferentes para el banco y no al hecho de que en caso de quiebra de la entidad financiera, cobrarían en penúltimo lugar, justo antes de los poseedores de acciones de la entidad.

En el mismo programa se da a conocer que el arbitraje beneficia a la entidad financiera emisora de las participaciones preferentes. Solamente han sido aceptados en el arbitraje aquellos casos de preferentistas con pequeñas cantidades invertidas en las preferentes, dejando de lado a preferentistas con mayor cantidad de ahorros invertidos en dicho producto y, que en muchos casos, son los ahorros de toda la vida. Es posible que esto forme parte de una estrategia para debilitar el movimiento social contra la banca al menor coste posible, disminuyendo la cantidad de afectados por las preferentes que se manifiestan, resolviendo aquellos casos que supongan menor coste para la entidad financiera.

Pero por otro lado, el banco también gana al no devolver al 100% el dinero invertido por los preferentistas. Pocos son los casos en los que los afectados han recuperado gran parte de sus ahorros y muchos los que solamente obtienen el 60% de lo invertido. Por eso son muchos los expertos que aconsejan a los afectados por las preferentes acudir por vía judicial, en la que la mayoría de casos son favorables al afectado y recupera el dinero invertido en preferentes. No es una decisión difícil de tomar para un juez sobre todo cuando hay casos tan alarmantes como de personas invidentes que firmaban lo que el banco les decía, o incluso de venta de preferentes a personas muertas o venta de preferentes a menores de 9 años.

Aun así, acudir al arbitraje puede ser la única opción para aquellas personas con poco dinero y que no se pueden permitir acudir a un juicio, más aun tras la subida de las tasas judiciales.

Por no repetiros lo mismo que se comenta en el programa de Salvados, voy a dejar de hablar sobre las preferentes. Pero quiero avisaros que actualmente se siguen ofreciendo productos dirigidos a personas conocedoras de los mercados financieros y de sus riesgos, a pequeños inversores. Las entidades financieras, al no querer dar más rentabilidad por los depósitos fijos que la que “aconseja” el Banco de España, han visto como muchos de sus clientes se iban a otros bancos que ofrecían mayor rentabilidad en depósitos a plazo fijo (la mayoría de esos bancos son extranjeros con sucursales en España o mediante plataforma online). Para evitar dicha fuga de capitales, algunas entidades financieras han puesto en funcionamiento la ingeniería financiera para ofrecer productos que mezclan depósitos a plazo fijo con productos variables. En un anterior post ya comenté dichos productos, son los llamados productos estructurados.

Por último dos consejos:

– El obtener mayor rentabilidad supone asumir un mayor riesgo, así que cuando se nos ofrece un producto con una rentabilidad mayor a la que ofrecen los demás, no nos creamos que no tiene riesgo, por mucho que nos lo digan.

– El inversor debe saber en qué invierte. No es aconsejable invertir en algo que desconocemos, que no entendemos, por mucha rentabilidad que nos den. Creo que han habido bastantes casos de estafas (Afinsa, foro filatélico, preferentes, estafas piramidales, etc) para que no volvamos a caer en otra más.

Jaume Albors Giménez.

Asesor financiero independiente.

Fuente imágen

-