préstamoHace tiempo que por mi trabajo no escribo nada nuevo en la web, pero la noticia que ahora voy a comentar me ha resultado interesante, no solo por su contenido, sino por lo que representa tanto ahora como más adelante.

La semana pasada, el gigante tecnológico Google dio la noticia que a partir del 13 de julio no va a permitir publicidad de “payday loans”.

 

¿Pay qué?

Los payday loans son préstamos de pequeñas cantidades que se conceden a personas con dificultades económicas y, muchas veces, sin historial crediticio. Estos préstamos son como un “adelanto” del salario, ya que normalmente se pagan al cobrar el siguiente salario. Son muy parecidos a los créditos rápidos y es por eso que aunque la noticia hace referencia a un producto financiero típico de EE.UU. es muy probable que dicho veto también se aplique a los créditos rápidos que vemos hoy en la publicidad de diferentes medios.

Los usuarios de éste tipo de préstamos son personas con grandes dificultades económicas, sin ahorros y que cualquier imprevisto económico les supone grandes esfuerzos para superarlo. Es por eso que os remito a un anterior artículo donde hablo de la importancia del ahorro. En EE.UU. son muchos latinos los que acuden a los payday loans y caen en una espiral de deuda que nunca deja de aumentar y, por lo tanto, su situación económica es cada vez peor. La Tasa Porcentual Anual (o APR en sus siglas en inglés) llega a ser del 400%. En cuanto a los créditos rápidos que encontramos en la publicidad de los diferentes medios de nuestro país, la Tasa Anual Equivalente (TAE) puede llegar fácilmente al 1200%.

¡¡¡QUÉ BARBARIDAD, PAGAR 12 VECES LO QUE ME PRESTAN!!!

Por eso pienso que es una decisión importante, que puede ser la semilla que inicie un cambio a favor de los usuarios de productos financieros. Google afirma que su intención es proteger a los usuarios de prácticas financieras engañosas y es por eso que en julio dejará de hacer publicidad de préstamos con obligación de devolverlos en un máximo de 60 días o que tengan un interés superior al 36%.

Es mi deseo que también se aplique ese veto a los anuncios de créditos rápidos abusivos, cuyo interés sobrepasa con creces aquello que se considera usura. Y también que dicho veto no lo aplique solamente Google, sino todos los medios de comunicación, para que ninguna empresa se aproveche de la situación económica de los más desfavorecidos.

Muchos quieren poner remedio a dichas prácticas financieras y desde la economía colaborativa existen grupos de personas que se dejan pequeñas cantidades de dinero unos a otros, teniendo como aval la confianza que existe entre ellos.

Por último un consejo, la planificación es la clave y por ello un correcto asesoramiento financiero que ayude a la gestión y control de tus finanzas, tanto personales como de tu empresa, es esencial y desde TEP Finanzas estamos a tu lado para mejorar tu situación económica.

Atentamente,

Jaume Albors

Asesor financiero independiente.

 

Fuente: www.efe.com

-